Estás en > Home > Beneficios > Producción ganadera ecológica
Volver al índice de beneficios
Producción ganadera ecológica
 


La ganadería ecológica es una técnica de producción de alimentos que implica una actividad vinculada a la tierra, de forma que estos sistemas de producción ecológicos deben integrarse con la agricultura y los recursos forestales (sistemas agrosilvopastorales), teniendo como objetivos la salud del consumidor, el bienestar de los animales y la protección del medio ambiente.

En este modelo de producción se da preferencia al uso de razas autóctonas adaptadas a las condiciones locales y al establecimiento de cargas ganaderas adecuadas para evitar el sobrepastoreo. Estas razas autóctonas necesitan menos recursos, por lo que tienen menos problemas de enfermedades y proporcionan productos de alta calidad.

La ganadería ecológica es un sistema de producción donde los animales se crían en libertad, y donde no se permite emplear medicamentos como tratamientos preventivos a las enfermedades, ni otras sustancias de síntesis química en los alimentos que consumen. Está regulada por el Reglamento (CE) Nº 1804/99.

La alimentación del ganado, tanto pastos como forrajes y suplementos, se realiza con alimentos producidos bajo métodos ecológicos, es decir, cumpliendo las normas de producción ecológica, estando prohibido el uso de alimentos transgénicos, cualquier tipo de hormonas de crecimiento, o productos para modificar los ciclos reproductivos.

Los animales deben ser principalmente alimentados con los recursos de las propias explotaciones, teniendo acceso directo a las zonas de pastoreo, planificando cultivos (heno, grano, paja...), en definitiva persiguiendo la autosuficiencia de la propia finca.

La salud de los animales debe basarse en la prevención y en un manejo adecuado. Se prohíbe el uso de antibióticos, estimulantes y aditivos de síntesis como tratamiento preventivo de enfermedades o como aditivo en la alimentación. Cuando un animal enferma, su curación debe basarse en el uso de medicinas naturales y la homeopatía.

Se restringe el uso de antibióticos y otros medicamentos convencionales para tratar a los animales enfermos, y sólo se usarán cuando sea imprescindible y con el objetivo de salvar su vida o evitar su sufrimiento.

  Fuente: Facua.org
 
Página 1 de 2
Acceso Usuarios
Alta Usuarios
Acceso Productores
Alta Productores
Buscador
Enlaces de interés
Mi cesta
Productos
0
Precio
0
 

Nuestros vídeos en

Publicidad


Mercado Ecológico
Sala prensa
Legislación Alimentación Ecológica
Regístrate en el mercado ecologico
Recetas ecológicas
En construcción